y

¿ No Sabias? | Enfermedad De Hemorroides

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Es muy frecuente es creer que las hemorroides son una enfermedad.  Para aclarar esta confusión, en este artículo encontrarás la información necesaria para poder darte cuenta en qué casos estamos ante un trastorno que requiere tratamiento y cuando no es así.  Las hemorroides no son una enfermedad pero sí existe la llamada “enfermedad hemorroidal”.

Las hemorroides forman parte de nuestro cuerpo, como lo forman los músculos, el cabello o la sangre. Por lo tanto, todas las personas nacemos con ellas.  Sin embargo, solo algunas podrán desarrollar a lo largo de su vida una enfermedad hemorroidal. En algunos casos incluso puede haber un componente genético que marque una predisposición a padecerlas, aunque esto no ocurre en todos los casos.




Otras veces, la enfermedad hemorroidal tiene causas concretas: el exceso de peso, la vida sedentaria, hábitos alimentarios inadecuados, embarazo u otros. Las hemorroides son venas que se encuentran en la zona del recto y del ano.  Estos vasos sanguíneos se encargan de transportar a la sangre hacia el corazón.

Cuando sufren una presión elevada debida a la acumulación de sangre, o al esfuerzo al defecar, pueden dilatarse y aún romperse, produciendo sangrados.  O simplemente, aumentar de tamaño y salir fuera del ano, haciéndose visibles y palpables y provocando grandes molestias.

Hay cuatro grados o estados en la enfermedad hemorroidal.  No necesariamente se pasa por todos ellos.

Grado I: hablamos de hemorroides internas que pueden o no molestar.  En algunos casos provocan picor o ardor interno que se nota en el momento de evacuar las heces.

Grado II: Estas hemorroides se asoman al exterior en el momento de expulsar las deposiciones pero luego se retraen solas.

Grado III: Se dice que las hemorroides han prolapsado ya que han salido al exterior.  Se pueden volver a introducir de forma manual y suelen ocasionar dolor y molestias.  También pueden sangrar.

Grado IV: Se trata de hemorroides irreductibles que necesitan extirparse mediante algún tipo de procedimiento quirúrgico.

 

 Enfermedad De Hemorroides| Cómo prevenirla

La mejor prevención consiste en hacer una vida sana alimentándose de forma saludable.

Comer productos naturales en donde abunden las fibras, por ejemplo, frutas y verduras.

Evitar los alimentos que favorecen el estreñimiento: frituras, alimentos con alto contenido graso, café, picantes, bebidas alcohólicas, etc…

Beber agua  suficiente para asegurar un buen funcionamiento intestinal.

Hacer ejercicio a diario para evitar el sobrepeso y ayudar al movimiento de los intestinos y de todo el aparato gastrointestinal.

Una buena limpieza intestinal también es muy importante para mantenernos saludables y libres de trastornos.

De esta forma combatiremos el estreñimiento que es la principal causa en la aparición de las hemorroides.

Tratamientos habituales para la enfermedad hemorroidal




 Los tratamientos para la enfermedad de las hemorroides consisten en terapias de frío, baños de asiento, cremas y productos calmantes, fármacos con cortisona y, por último, cirugía en aquellos casos en que los otros tratamientos no han sido eficaces.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×