y

Necesitas Leer Esto | Supositorios Para Hemorroides

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

El uso de supositorios para las hemorroides es un método seguro y eficaz. De la variada gama de productos y tratamientos para curar las hemorroides, los supositorios son unos de los que mejor resultado dan.

Tratar las hemorroides con supositorios permite que las sustancias activas permanezcan durante más tiempo en contacto con la superficie de nuestra anatomía que se ve afectada.

De esta forma, la cura es más efectiva, especialmente en el caso de las hemorroides internas. Colocarnos un supositorio al acostarnos nos asegurará que las hemorroides reciban adecuadamente la cantidad del fármaco o producto que necesitan para curarse y también para que los síntomas desaparezcan más rápido.

Supositorios Para Hemorroides | Qué es un supositorio?

 



Es un medicamento que se coloca dentro del recto para que libere sus principios activos.  Suele tener forma de cono que acaba en una punta redondeada y  textura suave para que no dañe los tejidos.

Los supositorios se pueden utilizar con distintos fines: los más comunes son los laxantes, cuando hay estreñimiento agudo, pero también los hay para curar hemorroides o cuando no se pueden administrar por otra vía.

Supositorios antihemorroidales

En el caso específico de las hemorroides existen diferentes tipos de supositorios según qué síntomas necesitemos tratar. Hay supositorios elaborados con medicamentos y otros con sustancias como glicerina o vaselina, para facilitar las deposiciones. En su versión naturista, pueden elaborarse supositorios caseros para curar las hemorroides.

Antes de colocarlos debemos verificar que las venas hemorroidales no estés prolapsadas.  Si han salido fuera, habrá que intentar introducirlas antes de utilizar el supositorio.

Tipos de supositorios

Los supositorios pueden ser adquiridos en la farmacia o elaborados con productos naturales.

En el caso de los primeros podemos mencionar:

Anestésicos: Contienen lidocaína, una sustancia que permite mantener adormecida la zona anal afectada y libre de dolor por varias horas.

Con corticoides: son antiinflamatorios.  Pueden contener prednisolona o hidrocortisona y en algunos casos combinarse con anestésicos.

Supositorios caseros:  Podemos elaborar supositorios para curar las hemorroides con estos productos.




Ajo: Introducir en el recto un diente de ajo pelado puede ser molesto en un principio pero nos garantiza un alivio seguro al ardor y el picor.  Además es un potente antibiótico.

Papa: Tornear con un cuchillo bien afilado un trozo de papa cruda pelada y darle forma de cono de punta redondeada. Reduce el dolor.

Aloe Vera: Es calmante, refrescante y antiinflamatorio. Utiliza el gel del interior de las hojas o compra el preparado.  Prepara pequeñas perlas de gel envueltas en papel de aluminio y enfríalas bien.  Luego, retira el papel y ya están listos los supositorios.

La mejor forma de utilizar los supositorios para las hemorroides es colocarlos luego de evacuar las heces y luego hacer un rato de reposo acostado boca abajo.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×