y

Tratamientos Caseros Para Las Hemorroides| Tienes que saberlo!!

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Te enseñamos cómo curar tus hemorroides con un tratamiento casero y sin necesidad de fármacos.

Tratamientos Caseros Para Las Hemorroides: No siempre es necesario consumir medicamentos para curar las hemorroides.  Aunque estas sean internas, o sangren, pueden tratarse en casa con  métodos naturales y sin efectos secundarios.

Hoy vamos a enseñarte como curar tus hemorroides y hacer que desparezcan el ardor, dolor y todas las molestias asociadas a este desagradable problema que si no se cura correctamente puede recrudecer o repetirse.

Con este tratamiento casero que te proponemos podrás recuperar el bienestar y deshacerte de las molestias utilizando elementos de uso diario y sin ningún riesgo para tu salud ni efectos secundarios posteriores.



Simplemente debes hacer algunas modificaciones en tus hábitos alimentarios, de higiene y sanitarios.  Corrigiendo conductas perjudiciales que aumentan el riesgo de aparición de las hemorroides ganas en salud y calidad de vida.

 

Primer paso: adecuar la dieta

Lo primero que debes hacer es aumentar el consumo de agua.  Con esto irás eliminando poco a poco el estreñimiento y ayudará a que se ablanden las heces y circulen con mayor facilidad a través de los intestinos. Luego, incorpora mucha más fibra.  Puedes hacerlo consumiendo frutas y verduras, legumbres y todo tipo de cereales integrales.

También es fundamental que reduzcas el consumo de aquellos alimentos y sustancias que favorecen el estreñimiento como son los fritos, salsas, bebidas alcohólicas, picantes o café.

 

Segundo paso: ponte en movimiento

El sobrepeso, la vida sedentaria y, en ocasiones el embarazo, favorecen la aparición de hemorroides.  Intenta caminar varias veces al día si no las tienes pero si ya han aparecido será mejor el reposo.

 

Tratamientos Caseros Para Las Hemorroides | Para hacer en casa

 

Date baños de asiento, cada 6 u 8 horas.  Sumerge la zona afectada en un recipiente con agua tibia y permanece un cuarto de hora; luego cambia a agua fría y quédate otros 15 minutos. Puedes añadir al agua algún producto que acelere la curación.  Los más empleados son las hojas de malva y el agua de hamamelis o caléndula.




Sólo para valientes

Si te animas o te gana la desesperación, hay quienes se atreven a colocarse en la entrada del orificio anal un diente de ajo pelado.  La acción antibiótica y bactericida del ajo es muy potente pero dada la sensibilidad de la zona afectada su aplicación resulta dolorosa.

 

Hielo

El hielo es calmante, analgésico y ayuda a la contracción de las venas dilatadas.  No te lo apliques directamente sobre la piel; envuélvelo en una toalla a modo de compresa o utiliza una bolsa de hielo. Además de estos tratamientos caseros puedes incorporar toallitas de bebé empapadas con gel de aloe vera o agua de hamamelis, dos plantas medicinales que combaten las hemorroides y alivian el dolor y el picor.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×